Recuerda, éste texto lo leerás dos veces,

una ahora por conocimiento y otra más adelante por necesidad.

¿ Tengo o no tengo alma ?

Ésta es la pregunta clave, sin alma no hay ni otra vida, ni religión. Si la respuesta es no, todo lo siguiente carece de interés para ti. Si la respuesta es sí, debes tomar consciencia de ella profundamente, antes de plantearte cualquier religión. 

¿ Vivo como alma    o como cuerpo ?

Si tu respuesta a la primera pregunta es sí, ¿ porqué vives como cuerpo que tiene un alma? cuando eres un alma que gobierna un cuerpo temporalmente. ¿ Porque confundes tu identidad ?

Cambia éste punto de vista de forma profunda, sincera y constante. Entiéndelo, asúmelo y siéntelo. Con ello cambiará tu vida. Seras completo/a, avanzaras y entenderás. Piensa, actúa, decide y habla como alma y seras dueño/a de tus decisiones. Empieza a enfocarte correctamente, de forma coincidente a lo que realmente eres y conseguirás mejorar en éste mundo y en el siguiente. Abre la puerta de tu vida interior.

¿ Qué implica vivir como alma ?

Saber que estas en una etapa de tu existencia. Comprender que ésta vida externa (corporal) no es tan importante como tu vida interna (del alma). Comprender que lo que tú sabes de ti es más importante que lo que los demás piensan de ti. Saber que la felicidad, no se encuentra en el mundo exterior, sino no eres primero feliz en tu mundo interior. Saber que si no vives y sientes desde el alma, no podrás acceder a tu fuerza, tu sabiduría y tu poder. Saber que cuando ésta vida externa corporal llegue a su fin, tu vida interior continuará en la siguiente y será el único tesoro que te llevarás. Es lo único que está en juego, que es lo único que importa.

 

¿ Qué puede ayudarte ?

Saber que el cambio no necesita de religiones ni maestros. Saber que el cambio sólo necesita de ti. Las respuestas están ahí, sólo tienes que parar y meditar para dedicarles atención y poco a poco llegaran y todo cobrará sentido.

Medita, dedica 15 minutos dos veces al día a relajarte y meditar, a parar tu vida exterior para potenciar y sentir tu vida interior, perfecta, poderosa y llena de amor y de vida. Medita para sentir lo que realmente eres tú y gobernar bien sobre tu vida y tus asuntos. Dedica 15 minutos a despertar tu mundo interior que gobierna por encima de los pensamientos, son minutos para colocar tus emociones (del alma) por encima de tus sentimientos (de cuerpo y cerebro). 

Cuídate. Para poder brillar debes estar bien. No asumas sacrificios que no puedas soportar. En el amor, no todo vale. Rechaza lo negativo que te viene del mundo exterior. Simplemente dale la espalda. No discutas, no critiques, no odies, no envidies. Rechaza las faltas de respeto aceptando tu superioridad. Se positivo/a y brilla para poder ayudar a los demás y expresar todo el amor que eres capaz. 

Priorízate a ti sobre tu cuerpo. Vive y decide en función a lo que tú crees. Libérate de lo que piensan los demás, libérate de la consciencia social. Priorízate a ti y a tu vida interior. Se tu mismo/a. Se tú. Se aquello que sabes que eres. 

Se el alma que gobierna tu cuerpo temporalmente.